¿Se hace o no la última película de la saga Divergente?

Parece que las audiencias cinéfilas ya han tenido suficiente con las franquicias para jóvenes adultos y con las divisiones innecesarias de las últimas películas.

La tercera parte de la serie Divergente, Leal, se estrenó la semana pasada en Estados Unidos con una apertura de $29 millones de dólares, 44% menos de lo que habían hecho las dos películas anteriores en su primer fin de semana. En la taquilla internacional (que algunas veces le puede salvar el pellejo a una película) le fue igual de mal. La reacción de los críticos también fue de mediana en las primeras, a casi malas en la tercera.

Originalmente se llegó a pensar que a raíz de esto, el estudio Lionsgate llegó a pensar en cancelar definitivamente el cuarto film de la franquicia.  Pero días más tarde una fuente reveló que harían grandes cortes de presupuesto para la última película de la saga.

Como las otras dos franquicias literarias de Lionsgate, Twilight y Los Juegos del Hambre, los ejecutivos decidieron dividir el libro final en dos, obviamente para obtener una mayor ganancia comercial. El problema es que la saga Divergente nunca fue muy fuerte para empezar, y el material no es lo suficientemente bueno para justificar la división. Además, si Los Juegos del Hambre vieron una decaimiento en las dos últimas películas, imaginense estas.

Cualquiera sea el presupuesto final de la película final de la saga Divergente, la película dirigida por Lee Toland Krieger y protagonizada por Shailene Woodley se empieza a filmar a mediados de este año y tiene fecha de estreno para el 9 de junio de 2017.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *