Scarlett Johansson interesada en protagonizar una película sobre Gamergate

Incluso si sos apenas un fan casual de videojuegos, existe la posibilidad de que hayas oído algo sobre la controversia conocida como Gamergate. Sin adentrarnos demasiado en detalles diremos que es un movimiento online que nace en agosto del 2014 el cual pone en discusión la ética en el periodismo gamer, pero que ha sido discutido por promover el sexismo en la industria al marginar producciones y autores feministas.

Todo comenzó cuando la diseñadora de videojuegos Zoe Quinn se convirtió en el objetivo de un grupo online luego de que su ex-novio publicase un post despectivo sobre ella que se hizo viral en la comunidad de gamers. Un año después, se convirtió en una mirada provocativa y alerta sobre la cultura de los videojuegos, que es ser un gamer y como trabaja por dentro la industria. Por lo que se ve esa historia demostró ser los suficientemente intrigante para convertirse en una película Gamergate.

La revista Deadline reportó que la ex-ejecutiva de Sony, Amy Pascal, ha ganado una licitación por las memorias de Zoe Quinn Crash Override: How to Save the Internet from Itself, libro que será publicado en septiembre del 2016. Si quieres saber de qué va el libro de Quinn aquí está la descripción:

Los videojuegos y los lugares de mensajería en Internet solían ser intereses de ciertos nichos, mayormente para hombres adolescentes. Sin embargo, en los últimos años se volvió mainstream. Millones de personas – incluyendo a mujeres y a otros grupos marginados – han tomado interés en las plataformas, en los tableros de imágenes y en los foros de discusión que antes por defecto pertenecían a un grupo más reducido. A la mayoría de los gamers les importa una mi*rda esto. Como el resto de nosotros, ellos están allí solo para jugar a los videojuegos. Pero una minoría con voz se está aferrando a la marca exclusiva de gamers intensos Cheetos-y-Mountain-Dew murmurando ‘p*tos casuales’ bajo su aliento.

Antes que lidiar con grupos de Internet hackeando y quedándose callada, Quinn siempre respondió al momento de devolver el golpe en contra del sexismo y la misoginia que ha surgido por razón del Gamergate. Hay que mencionar que no toda la comunidad está actuando en forma negativa sobre este tema, y muchos de los blogs de videojuegos y de los profesionales de la industria, hombres y mujeres por iguales, se han expresado en contra de la hostilidad y el acoso direccionado en contra de Quinn y algunos de sus seguidores claves. En el otro bando también han habido personas que se sintieron atacadas, pero eso no justifica ciertas respuestas desaprobables.

El proyecto está claramente en los primeros momentos de su desarrollo, pero ya tiene el interés de algunas actrices clase-A como Scarlett Johansson, y debido a que Pascal Pictures tiene base en Sony Pictures, ellos le echarán una mirada al proyecto antes de que pueda ser adquirido por algún competidor. Aun así, se teme que la película pueda ser problemática puesto que se estima que enfurecerá a un gran grupo de consumidores de PlayStation, y recordemos que esta es producida por Sony.

gamergate

 

Comments

comments