No más ‘Alien: Paradise Lost’, de ahora en adelante ‘Alien: Covenant’

La novela mediática de la secuela de Prometheus no deja de dar que hablar. La semana pasada escuchamos a Ridley Scott decir que quería tener el control creativo total, hace dos semanas el desafortunado Neill Blomkamp era alejado de la franquicia luego de una serie promesas y trabajos previos. Ahora Scott cambia el nombre de la película que está por comenzar a filmar, ya no será más Alien: Paradise Lost y empezará a llamarse Alien: Covenant.

La revista Indie Wire publicó este cambio luego de mantener una conversación con el director en el festival de cine AFI. Allí contó cómo el proyecto de Alien estaba desarrollándose cuando el producto Drew Goddard lo llamó para ofrecerle The Martian.

Yo estaría haciendo lo que llamamos Alien: Covenant, la cual comienza a filmarse en febrero, y estábamos peleando con el guión y entonces sucedió la llamada, alguien diciendo, “escucha, tenemos esto completamente escrito llamado The Martian“, y yo respondí, “huh”. Y pasé leyéndolo como una hora y para el atardecer llamé a Fox y les dije necesito hablar con Drew.

Y fue así, como si nada, que Ridley Scott avisó del nuevo nombre del film. Ya hemos escuchado varios nombres para este título, incluso entre muchos de nosotros hay personas que lo llaman Prometheus 2.

Todos estos cambios han despertado la curiosidad de algunos que creen que hay algo para descifrar en cada título proporcionado. Prometeo hace referencia al dios que robó el fuego a los dioses del Olimpo para dárselo a los seres humanos por lo cual fue castigado eternamente. Alien: Paradise Lost puede entenderse como una referencia al poema épico de John Milton el cual trata sobre el pecado original y la caída del hombre. Y ahora con Alien: Covenant lo que tenemos es un pacto, un convenio, posiblemente entre los hombres y los dioses.

Naturalmente, si la humanidad rompe el convenio habrá consecuencias que condenarán a especie entera. De acuerdo a anuncios previos hechos por Ridley Scott, los humanos han roto el pacto de ampliamente, permitimos que el representante de lo divino, Jesús, muriese. Y porque fuimos malitos ergo aliens. La infame historia se repite.

Comments

comments