El salario de Jessica Chastain en ‘The Martian’ fue increiblemente bajo

La brecha del género (The Gender Gap) está otra vez en discusión. Los salarios de Hollywood son una fuente de constante confrontación, y aunque las denuncias no abundan no han parado de crecer en los últimos dos años. En este caso es Jessica Chastain quien ha confesado que por el rol coprotagónico en Misión Rescate (The Martian) ha cobrado un salario bajísimo para los estándares del negocio y en relación a sus compañeros hombres.

Fue en una conversación con The Huffington Post que Chastain se tomó el tiempo de expresar lo que siente respecto a el gender gap tanto en la compensación como en el reconocimiento de la mujer en la dominación masculina histórica de la industria. Más específicamente, le sorprende lo mucho que este asunto se ha filtrado en las redes y la opinión pública puesto que las paredes que aprisionan estas cuestiones son extremadamente herméticas. También reconoce cual es la mayor debilidad en este tipo de negociaciones: la desinformación.

Como prueba, Chastain mencionó a un periódico que ella misma dijo incorrectamente tener una suma salarial en negociación cuando en realidad le estaban por pagar un cuarto de lo que ella había pedido inicialmente. La página web The Playlist dedujo que el salario estipulado originalmente para realizar la película The Martian correspondía a $7 millones de dólares pero sólo termino cobrando alrededor de $1.75 millones. Esto es ridículo si pensamos que el salario de Matt Damon rondaba los $20 millones.

El tema del gender gap crece incómodamente en Hollywood, recordemos el ensayo de Jennifer Lawrence sobre como sus contrapartes masculinas cobran mucho más que ella por roles similares o de menor protagonismo. Se ha argumentado en contra de Chastain que su rol de la comandante Melissa Lewis en la película The Martian  fue sustancialmente menor que el de Mark Watney interpretado por Matt Damon, siendo este el rostro promocional de la película. Pero aún así, lo que no deja de llamar la atención es que la brecha que separa los dos salarios sea tan grande.

Lo más extraño de esta discusión es pensar lo mórbido de las sumas de las que hablan. No pareciera que una persona que cobra más de un millón de dolares por un trabajo esté realmente en una situación de desventaja. La razón de esta diferencia puede ser pensada sólo como una cuestión de género, y entonces vemos realmente la profunda diferencia que hace la industria entre hombres y mujeres. Pero si abarcamos el fenómeno en su completa extensión vemos como realmente todo el motor que impulsa este mundo es realmente la diferencia.

Comments

comments