A Carrie Fisher no le gustó tener que perder 15 kilos para la nueva ‘Star Wars’

Aceptemoslo ¿a quién le gusta hacer dieta para perder peso? A nadie, exacto. Sin embargo cuando empezaron con las negociaciones para la nueva Star Wars, a Carrie le dijeron: “Mirá, sólo va a haber una princesa Leia, vos, pero necesitamos que bajes un poco de peso…”

En una entrevista con Good Housekeeping, Carrie Fisher confesó que le pidieron eso para poder volver a interpretar a la princesa Leia, a sus 59 años.

No querían contratarme del todo, ¡sólo tres cuartos de mí! Nada cambia, todo el negocio está basado en la apariencia.”

En este caso la historia se repite. Fisher fue contratada por George Lucas para la Star Wars original de 1977 con la condición de que bajara 5 kilos. La actriz lamentó el hecho de que trabaje en una industria donde “el peso y la apariencia” son las únicas cosas que importan.

Eso es tan retorcido. De paso podrían decirme ‘rejuvenece un par de años también’ es igual de difícil. Tratamos a la belleza como un objetivo. Todos en Los Ángeles dicen ‘Te ves muy bien’ y te felicitan por haber perdido peso. Nunca te dicen ‘¿como estas?’ o ‘pareces feliz.’

A través de ejercicio y dieta, ella logró bajar 15 kilos para la película.

Lo hice de la misma forma en la que todo el mundo lo hace: no comía mucho y me ejercitaba más. No hay otra forma de hacerlo.”

A pesar de esto, Fisher no se siente cómoda con “sentirse bien” con su nuevo peso. “No soy yo” añadió.

Que Fisher vuelva al universo de Star Wars, junto con Peter Mayhew, Anthony Daniels, Mark Hamill y Harrison Ford, es una de las razones de la gran anticipación de los fanáticos. La decisión de J.J. Abrams de mezclar personajes viejos y nuevos ha revitalizado a la saga, que había quedado muy dañada gracias a las tres horribles precuelas.

Este 17 de diciembre vamos a poder ver el resultado final, y eso nos emociona mucho.

 

 

 

Comments

comments