‘Making a Murderer’, la nueva serie sobre un crimen real de Netflix que opaca a ‘The Jinx’

La poderosa súplica sobre el pobre ciclo vicioso del abuso institucional, la negligencia y la criminalidad es expresada en la nueva serie de Netflix sobre un crimen real, un proyecto que llega luego de diez años de producción.

Los errores de la justicia son tan espantosos como el caso de Steven Avery, un residente del condado rural Manitowoc en Wisconsin, quien en 1985, a la edad de 22 años fue arrestado, juzgado y sentenciado por la violación de Penny Ann Beernsten en las costas del lago Michigan. A pesar de que no hubo evidencia que lo vinculara al crimen, Avery fue hallado culpable gracias a una serie de infortunadas dinámicas: él era un obrero sin educación mientras que Beernsten era mujer bien posicionada. Una relación de descontento relativo con las fuerzas del orden llegó a la conclusión de que él era un sospechoso ideal; un sketch del atacante de Beernsten fue creado partiendo de una anterior crimen de Avery.

Con la ayuda del Proyecto Inocencia de Wisconsin, y en la base de los nuevos tests de ADN que demostraron la culpabilidad de otra persona, Avery fue liberado luego de servir 18 años en prisión. Aun así la increíble historia de mala conducta, incompetencia y coerción es meramente el prólogo del primer episodio de la serie de Netflix Making a Murderer, la cual busca en sus nueve horas de duración indagar en la verdadera tragedia que recae sobre este tema.

Este año tuvo grandes obras referidas a crímenes verdaderos, comenzando con la increíble serie de HBO The Jinx. Esta vez es el turno de Laura Ricciardi y Moira Demos, las realizadoras que pasaron la última década realizando la serie documental, quienes pusieron el foco en absurdo juicio de Avery, quien a pesar de sus dieciséis coartadas fue enjuiciado debido al erróneo testimonio de un testigo visual. No ayudó el hecho de que el jurado haya ignorado la evidencia que pudiera exonerar a Avery, y también le fue negado el acceso a otros detalles claves, tales como el oficial de Manitowoc recibiendo una llamada desde una lugar cercano del distrito el cual alegó que otro convicto en custodia (el verdadero violador) que alegó que tenían un hombre inocente encerrado.

 

Tal ineptitud es meramente el aperitivo para la verdadera enjundia de indignación que padeció Avery, la cual toma un giro terrible luego de que es liberado de prisión con $36 millones de dólares por la demanda civil en contra del condado de Manitowoc. Sin embargo, antes de que las deposiciones terminaran, una joven fotógrafa llamada Teresa Halbach visitó la familia Avery el 31 de octubre del 2015 y fotografió una van, y luego desapareció, con Steven siendo la última persona que la vio con vida. Unos días después, él es apuntado como el asesino por los oficiales del condado, incluyendo a aquellos implicados en su demanda civil semanas antes, y que tomaron el control del asesinato de Halbach, incluso cuando mostraron un conflicto de intereses con Avery.

Pronto, el vehículo desaparecido de Halbach fue encontrado en las propiedades de Avery (con sangre de Avery en ella), las llaves fueron encontradas en la habitación de Avery, y los carbonizados huesos son descubiertos en una hoguera detrás de la casa de Avery. Y si eso no fuese suficiente, el sobrino de 16 años de Avery, Brendan Dassey, quien tienen un cociente intelectual de 70 y lee a un nivel infantil, le dice a la policía que ayudó a Avery a violarla, apuñalarla, dispararle y desmembrar a Halbach. Parece un caso cerrado, excepto que al examinar cada elemento de la historia, Making a Murderer, da cuenta de que Avery no tenía motivos y no es para nada el monstruo que el fiscal del distrito, Ken Kratz, dice que es. El documental da cuenta, con una meticulosidad que es exhaustiva al punto del cansancio, que Avery fue víctima dado que le plantaron evidencia a fin de que terminar con las litigaciones por una convicción errónea.

Incluso los abogados de Avery saben que es difícil mantener tal teoría conspirativa. Pero para descubrir si es realmente creíble o no deberemos ver la serie ahora en streaming por Netflix.

Comments

comments