The Witness – Review

The Witness empieza con una declaración de principios: da por sentado que somos inteligentes, que no necesitamos ayuda ni indicaciones. Desde el comienzo estamos completamente solos en una isla, sin claros indicios hacia donde dirigirnos o lo que tenemos que hacer.  Inclusive desde antes, el menú típico que antecede una sesión de juego es minimalista. No existe opción de guardado porque todo el tiempo el juego se graba automáticamente. Cuando necesitás parar, salís del juego. Y cuando volvés a entrar, continuás donde dejaste. Y así comienza nuestra experiencia en esta isla dividida por sectores bien diferenciados a través de increíbles paisajes, la cual puede ser recorrida en su totalidad desde el minuto cero.

The Witness es un juego de puzzles, que suman un total de 650, muchos de los cuales no son requisitos para completarlo.  Se estima que aquellos que resuelvan todo los acertijos, van a necesitar un total de 100hs.

Puzzles-Juego-Witnes

Hablemos un segundo de los puzzles. Todos se basan en desplazar un punto desde A hacia B. Parece sencillo, pero hay algunas complicaciones en el medio.  Muchas. De repente comienzan a aparecer símbolos y formas que cambian la lógica de los laberintos. Inclusive a veces debemos prestar atención al entorno para poder resolverlos. Las diferentes lógicas a lo largo del juego no vienen explicadas, no hay un manual al cual recurrir, ni un hombro sobre el cual llorar. Simplemente están ahí, y nuestra mente es nuestra única aliada. Muchas veces la frustración gobernará nuestros sentimientos, pero el placer de descubrir el sentido oculto es la recompensa que tanto necesitamos.

Pero no todo son rompecabezas. En la medida que recorremos esta isla desierta, nos vamos a encontrar con estatuas humanas, congeladas en el tiempo como las personas petrificadas de Pompeya.  Gente detenida en el tiempo, personas que estaban haciendo sus vidas y ahora son estatuas en la misteriosa isla. Resolver los puzzles es la forma de reconstruir su historia. Además, cada tanto nos encontraremos con grabadores que reproducen audios “aislados” sobre religión, ciencia y filosofía. Tengan paciencia, de poco iremos entendiendo el sentido de todo. Puzzle tras puzzle, todo irá tomando sentido en este juego que está disponible para PC y PS4.

El juego comenzó a desarrollarse en 2008, y esto incluyo no solo los 650 intricados puzzles, sino también el desarrollo de su propio engine. Es un gran logro para un desarrollo independiente, que habla también de la gran ambición detrás de tan pulido juego. No se engañen con la carátula indie, el 2016 recién comienza y este título tiene grandes chances de ser uno de los mejores juegos del año.

 

Puntaje: 9

Comments

comments