Superhot – Review

El FPS es uno de los géneros con más adeptos en el mundo de los videojuegos. Es una escuela que tiene ya 40 años, con clásicos como Doom, Goldeneye y Counter-Strike. Y cuando una fórmula funciona no hay que cuestionarla. Por eso nos encontramos siempre jugando con los mismos principios básicos, pero varían el contexto, los enemigos, la historia, los gráficos, la consola.

Superhot llega para cuestionar esas reglas fundamentales. Tal como lo hizo Max Payne en su momento al introducir la cámara lenta en el medio de la acción, Superhot nos propone superar diferentes niveles partiendo de la base que el tiempo sólo correrá cuando nosotros nos movamos. Cada paso que damos, representa un paso del enemigo.  Entonces el concepto de la acción pasa a cobrar otro sentido. Superar un nivel de este juego se siente como una danza, casi como un juego de estrategia. Y solo al finalizar cada desafío veremos un replay en tiempo normal, mostrándonos lo que se sospecha desde el principio: el juego en tiempo real es extremadamente violento. Son escenas cortas de 10 segundos de superacción pero que le requerirán al jugador más de un minuto para superarlo. No esperemos salir victoriosos en un solo golpe. Cada nivel debe ser jugado muchas veces hasta encontrar la forma correcta de “bailarlo”. Existen múltiples formas de encontrar el final de cada uno de ellos, pero siempre va a requerir que intentemos un número significativo de veces.

Superhot-juego-PC-screenshot

En cuanto a la estética, tiene mucho para decir. Los escenarios son blancos, minimalistas, con una reminiscencia a Mirror’s Edge. Y los enemigos son impersonales, no tienen rostro, representados con figuras poligonales de vidrio rojo. Con cada disparo, los enemigos se destrozan en pedazos para luego desaparecer, generando el placer que sentimos al romper cosas.

Al momento de producirlo, este desarrollo indie hizo todo lo que debía hacer. Empezaron generando un prototipo que atrajo muchísima atención. En ese primer demo ya estaba en claro la dinámica particular del juego, como así su estética. Notaron que la gente pedía más, y no se hicieron esperar. Con una campaña de Kickstarter el proyecto fue financiado en su totalidad. Luego de 2 años y medio de desarrollo, Superhot está disponible en Xbox One, Microsoft Windows, Linux, Mac OS.

Puntaje: 9

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *