Que las hay, las hay – Crítica de The Witch

The Witch es el primer largometraje de Robert Eggers, un diseñador de producción y de vestuarios conocido mayormente por su trabajo en el mundo del cortometraje (Hansel y Gretel, Rose, Spirit Cabinet). Esta película es protagonizada por la joven Anya Taylor-Joy, Ralph Ineson, Kate Dickie y Harvey Scrimshaw.

The Witch se sitúa en el 1630, años antes de las famosas cacerías de brujas en Nueva Inglaterra, y sigue a una familia puritana que es forzada a dejar su comunidad tras un crimen del cual el padre y cabeza de la familia, es acusado. Esta familia de cinco hijos, se ve arrojada a una pequeña granja bordeada por un valle, un río y un inmenso y amenazante bosque, en la que lucharán por conseguir comida para el invierno en una tierra que parece estar maldita.

El espacio del bosque es configurado desde el comienzo como un lugar prohibido y peligroso por la matriarca Kate Dickie. Thomasin, hija mayor de la pareja funciona como un catalizador de las frustraciones de sus padres y de las mentiras bajo las cuales su padre debe operar para conseguir el sustento de los suyos sin traicionar demasiado su fe cristiana. Sin embargo para poder sobrevivir, este espacio espeso y tenebroso deberá ser explorado, y los hombres de la familia (Ralph Ineson Harvey Scrimshaw) terminan aventurándose dentro de su espesura para capturar algún animal y así darle de comer al resto del clan.

The-Witch-trailer-2-oficial-español

El punto de quiebre entre la adversidad que este grupo de parientes afronta durante todo el primer acto y la verdadera amenaza, será la desaparición del miembro más joven de la familia, el bebé Samuel quien ha sido sustraído de su hermana mayor a la vera del bosque por una criatura no identificada. Desde este momento la película mostrará los resentimientos, las dudas y la fuerte sospecha de que algo siniestro vive en el bosque y se ha alimentado de Samuel, el recién nacido no bautizado.

The Witch es poco sobre una supuesta bruja y más sobre los efectos de la desgracia de esta pobre familia a partir de la serie de eventos desafortunados que los azotan con una fuerza creciente a medida que avanza la trama. Poco sabemos de esta presencia, de hecho el film está focalizado casi siempre en los miembros de la familia y el contacto directo con ellos se da sólo en dos ocasiones. Sin embargo el poder de las artes oscuras sobre los personajes será lo que verdaderamente los destruya generando un debilitamiento constante y progresivo sobre los miembros de la familia.

The-Witch-película-Stephen-King

Este film es una increíble obra de ambientación y estética perturbadora. Al investigar un poco al director y escritor no resulta extraño que haya puesto especial atención en el diseño de todos los elementos estéticos que intervienen en esta película y que todo parezca tan bien pensado. Al ver en el cine The Witch uno tiene la sensación de que todo está milimétricamente planeado, cada escena pensada hasta en el más mínimo detalle y la construcción de la tensión entre el personaje y su entorno es verdaderamente escalofriante.

Las actuaciones de esta película están muy acorde a la acción que toma lugar. Nada resulta poco orgánico, una madre en pena, un padre estresado, una hermana harta de cuidar niños. Incluso estando ambientada en el siglo XVII (y el estilo del lenguaje responde a esa época) es muy fácil comprender los sentimientos de estos personajes y de alguna manera empatizar con ellos.

Sin embargo, esta película deja un poco que desear, quizás es porque tuvo muy buena prensa y terminó un poco “inflada”, o quizás porque su trailer insinúa una trama que no se cumple del todo. A medida que avanzan los actos corroboramos la existencia de esta bruja pero realmente no sabemos mucho más de ella hasta el final. Esta familia se encuentra arrojada a un destino terrible por tener la peor vecina del mundo, no obstante las cosas malas que les van ocurriendo no tienen tanto que ver con la bruja en sí sino con las malas decisiones que hacen que ellos se expongan a este mal que vive en el bosque y que por momentos da la sensación de que están yendo voluntariamente a la boca del lobo. Existen algunas cosas casi obvias respecto al mal que afecta a los personajes dentro del mismo núcleo familiar que confunden un poco por ser justamente obvias e invisibles para los adultos del clan. Este conjunto de aspectos hacen que la narrativa de The Witch no termine de satisfacer a un grueso de espectadores (incluyéndome dentro de ese grueso en lo que a narrativa respecta), por supuesto que alguien que aprecie el trabajo de diseño sonoro, vestuario y fotografía no podrá dejar de destacar esta película como una obra maestra del suspenso, pero el final muy probablemente sea poco satisfactorio para más de uno.

De cualquier forma The Witch es una buena película y vale la pena darse el tiempo para verla. Las buenas películas de terror con temática de brujas son escasas pero como dice el dicho que las hay, las hay.

Puntaje: 7

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *