Nunca confíes en los seres de otra galaxia – Crítica de ‘Childhood’s End’ por Agus Llanos

Syfy sigue sorprendiendo con estas pequeñas producciones que algunas veces parecen grandes y se animan a ir a lugares que otros no. Este canal de televisión de cable estadounidense se caracteriza por traer contenido fantástico, de terror y ciencia ficción, y hacerlo realidad, porque eso es lo que su público quiere ver. ¿Se acuerdan esa película ultra-bizarra llamada Sharknado, donde tiburones se mezclan con un tornado y… bueno, forman un sharknado? Los pibes de Syfy lo hicieron posible. Sin embargo, no temas querido lector, Childhood’s End no va tanto por ese lado.

El guión está adaptado de una novela homónima de más de 60 años escrita por Sir Arthur C. Clarke, genio literario que tal vez sea más conocido por haber escrito la saga de 2001: Odisea en el Espacio entre otras obras increíbles de la ciencia ficción y el futurismo.

Childhoods-end-extraterrestres-invasion-serie

La mini-serie de tres capítulos nos cuenta la historia de qué pasaría si la tierra es invadida por extraterrestres pacíficos, que a primera instancia pareciera que tienen la idea de mejorar nuestro estilo de vida, curando enfermedades y terminado guerras, convirtiendo así a la Tierra en un utopía. La serie va recorriendo diferentes puntos de vista humanos: el religioso, el bélico, el periodístico, el que acepta esta invasión y, obviamente, el que no. Un humano es elegido para ser el enlace entre los extraterrestres y los humanos, ya que los seres de otros planetas no quieren revelar su apariencia física, porque consideran que “los humanos no están preparados todavía” para verlos. No quiero ahondar más en el tema ya que hay grandes SPOILERS que son muy importantes para la trama, y prefiero dejarlos con la intriga para cuando la vean.

Cada uno de los capítulos recorre diferentes etapas de tiempo en donde veremos a nuestros protagonistas terráqueos reaccionar ante los acontecimientos que se van desarrollando con los extraterrestres, y al final de cada uno, se nos hace una revelación que genera un cliff-hanger que nos mantiene en vilo.

 

Cito algo que leí en internet: “No es Dia de la Independencia ni Star Wars. Si estás con ganas de ver ese tipo de ciencia ficción esto no te va a satisfacer”. Al contrario, el tono de la serie es bastante paciente -algunos dirían lento- y lo que se rescata más que nada es un concepto muy interesante sobre la invasión alienígena, la moralidad, la sociedad y los límites humanos. Si se puede comparar con algo tal vez sería con la impecable serie Black Mirror (acá pueden leer un poco más de esa serie).

El maquillaje es impecable (digno de los mejores capítulos de la serie Face-Off, que si no la vieron, veanla) y las actuaciones están bastante bien por un elenco mucho más que respetable, como Charles Dance (Game of Thrones), Mike Vogel (Cloverfield), Colm Meaney (Duro de Matar 2), Julian McMahon (Los Cuatro Fantásticos), y muchos más.

Childhoods-End-protagonistas-Charles-Dance

Sin embargo, la mini-serie tiene sus contras. Por momentos se toma mucho tiempo con los elementos de romance o de reminiscencia que crean pausas en el relato que parecen innecesarias, lo que genera que de se torne tediosa, aún más en el último capítulo. Técnica y realizativamente tiene pequeñas fallas, hay algunos climas que no se logran totalmente que dejan pasar fuertes momentos de tensión, conceptos que se dejan en el aire sin resolución, y un final que no satisfizo del todo mis expectativas.

Puntaje: 7 – Una aceptable adaptación que nos deja un buen concepto de ciencia ficción, pero que pierde el rumbo cerca del final. Vale la pena verla de un tirón (o binge-watching como le dicen ahora) en un día de lluvia.

 

 

Comments

comments