Matt Damon, el MacGyver espacial. Crítica a “Misión Rescate”

Director: Ridley Scott.
Género: Aventura, drama, ciencia ficción.
Duración: 144 min.

Sinopsis: En una de las primeras misiones humanas a Marte, el astronauta Mark Watney (Matt Damon) se ve atrapado en una dura tormenta y es dado por muerto por la tripulación. Inmediatamente cancelan la misión para volver a la tierra. Pero Watney sobrevivió y se encuentra a sí mismo atrapado en un planeta hostil y con recursos limitados. Con su vida en juego, ingenio y un espíritu muy positivo, utiliza sus conocimientos científicos y los pocos elementos que tiene a su alcance para subsistir y encontrar una forma de comunicarle a la Tierra de que sigue vivo.

CUIDADO: La siguiente crítica contiene algunos spoilers.

En los últimos años hemos visto muchas películas de astronautas en la gran pantalla. Con la evolución de los efectos especiales y las pantallas verdes, los realizadores han visto la oportunidad para hacer películas de ciencia ficción realistas y cercanas a nuestros tiempos, y han logrado obtener grandes resultados. Sin embargo, creo que hemos llegado a un punto de saturación de historias de este tipo en el mercado. Viendo “Misión Rescate” no pude evitar compararla con un clásico como “Apollo 13” o films más recientes como “Gravedad” e “Interstellar”. Me voy a detener acá por un momento. Matt Damon también actúa en “Interstellar”, también hace de un astronauta que queda atrapado por mucho tiempo en un planeta hostil y nadie en la Tierra sabe si esta vivo o no. ¿Coincidencia? Por ahora, vamos a pensar que si. Pero, un momento, ¿quién actúa también en Interstellar y en Misión Rescate? Jessica Chastain. Y en ambas también hace de astronauta.  Y pienso “sí, ambos son grandes actores -nadie duda eso-, pero podrían haber esperado un poco más para hacer el mismo papel dos años consecutivos”. ¿Ninguno de los encargados del casting pensó en esto? A pesar de todo, esto es solamente un dato de color y no influye en la calidad de la película ni en sus actuaciones. Repito, ambos son grandes actores con nominaciones al Oscar que los avalan.

Operación-Rescate-Matt-Damon

Desde los primeros minutos el personaje de Matt Damon tiene problemas. Siempre hay un problema que resolver y el astronauta Watney siempre lo logra resolver. Esta es la mecánica de toda la película: no tiene comida/ descubre cómo plantar papas en Marte, no se puede comunicar con la tierra/ desentierra una antigua sonda y lo logra, necesita algo/ lo obtiene. Lo mismo pasa en la Tierra, en la NASA, donde cada vez que hay un problema logran resolverlo. Sí, algunas veces las cosas salen mal, pero después arreglan ese problema también y a mitad de la película esto se vuelve muy repetitivo, molesto y llegando al final es totalmente predecible todo lo que va a pasar. La película también puede ser comparada vagamente con “El Náufrago” de Robert Zemeckis, donde Hanks queda atrapado en una isla, pero a comparación  del film espacial en el que Watney tiene grandes conocimientos de supervivencia, Hanks tiene pocos o ninguno. Muchas personas han destacado las bases científicas que tiene la película, pero para una persona común que no tiene esos conocimientos -como yo, por ejemplo- esos datos no significan nada más que un dato simpático de la película.

La película se divide en tres puntos focales: el astronauta Mark Watney, los tripulantes del Ares 3 que vuelven a la Tierra, y los auxiliares de la NASA en la tierra. Tiene otros grandes actores como Jeff Daniels y Sean Bean, que completan un buen elenco.

Debo admitir que me aburrí. Creo que entre la mitad de la película y el desenlace hay 20 minutos de sobra, tediosos, pero que son necesarios para que la historia cierre por todos lados. Y creo que es esto lo que molestó más que nada. La película cierra por todos lados, y ahí es donde falla: los actores están bien, el guión está bien, la cinematografía está bien. Es demasiado estructurada, sin altibajos, sin sorpresas. Me esperaba algo más del genio de Ridley Scott, pero tal vez es mi culpa por haber ido con tan altas expectativas.

Veredicto: 6/10 – Una película demasiado correcta que entretiene pero no maravilla al espectador.

Comments

comments