‘Master of None’: una forma de mostrar la realidad

Master of None es uno de los grandes éxitos indiscutidos de comedia del 2015 de Netflix. Escrita por Alan Yang y el comediante Aziz Ansari, quien es el protagonista que exhibe la vida de un actor treintañero, hijo de padres indios pero nacido en Nueva York, y nos deleita con un menú de dificultades que se le presentan a los millennials en tiempos modernos.

Antes de comenzar a verla, sabía que trataba de la vida de un joven con problemas en tomar responsabilidades y “crecer”, más o menos como eso que me pasa en la actualidad, y al descubrir quien era su protagonista comprendí que no me iba a aburrir. Aziz Ansari sabe desarrollar el papel que escribió para sí mismo.

Con capítulos distintos entre sí, cada uno muestra una temática a desarrollar, basada en fuertes reflexiones internas de situaciones de la vida de jóvenes mayores de 30, con las problemáticas a enfrentar en esa etapa de su vida, en medio de redes sociales e inmersos en la cultura de descansar y divertirse. Nos expone de una manera cruda y sin maquillaje una realidad  clara, simple y cotidiana que no nos deja otra opción más que reírnos de nosotros mismos.

Como bien expresa su título “master of none” – persona que tiene muchas habilidades, pero al perder tiempo en desarrollar consecutivamente una nueva no termina siendo especialista en ninguna o en nada-  o bien a lo criollo “el que mucho abarca poco aprieta”, es una radiografía de excelente calidad que revela la manera confundida e inestable que vive la sociedad, junto con su falta de compromiso y esfuerzo con las personas, y una terrible ansiedad y miedo hacia el futuro.

Es una serie muy exclusiva en la demostración sobre el sexismo y el racismo, abarca problemas con las familias, para conseguir pareja, cuando uno está en pareja, en el momento de tener hijos, con los adultos, y los problemas que encuentra un joven indio para encontrar trabajo como actor.

Master of None es innovadora, muestra realidades que todos ignoran – o nadie quiere ver-  y nos vemos reflejados en esa vida cotidiana de una manera muy natural, con un humor inteligente y fresco.

Hasta ahora no tenemos ningún indicio ni confirmación para una segunda temporada. ¡A cruzar los dedos!

Puntaje: 9

¡A no perdérsela!

masters_of_none- aziz-

REFLEXIÓN FUERTE CON SPOILERS. ANDÁ, MIRALA Y DESPUÉS VOLVÉ A LEER ESTO.

Ninguno puede negar que los últimos dos capítulos nos mostraban una realidad cotidiana pero bastante llena de clichés cuando estaba sabiendo encontrar esos nuevos caminos para no caer siempre en lo mismo, que eso es: EL AMOR. Como toda ficción, no podía dejarlo de lado, su punto de vista es muy interesante, intenso y real, pero en el fondo me sentí engañada notando que íbamos a volver al mismo punto: sin una relación feliz estamos perdidos en la vida. Pero el último capítulo me cayó como un balde de agua fría – y estoy segura que más de un@ también- ¿Qué fue exactamente lo que nos quisieron mostrar estos creadores? ¿Fue parte también de esa minuciosa reflexión sobre la vida de los millennials  o quedó sin querer el mostrar que vivimos en una época en la cual nos dejamos llevar por las ilusiones, la necesidad de vivir el momento, junto con la falta de compromiso en casi todos los ámbitos, en la búsqueda constante de la felicidad en cosas externas con la necesidad de una vida cómoda y poco esfuerzo?.

Algo importante a destacar es que todo lo que vimos es creíble y tiene coherencia. Master of none quedará para recordarnos como vivían los millennials. 

Comments

comments