El misterio del desierto argentino – Crítica a ‘Jauja’

Jauja es una película enigmática. Una película poco convencional. “Festivalera” le llamarían algunos, de esas que no tienen en cuenta el espectador, y que están creadas meramente para recorrer las salas de los festivales sólo para recaudar premios.

Ambientada en la infame Campaña del Desierto, Jauja cuenta la historia de Gunnar Dinesen (Viggo Mortensen), un general noruego que viaja junto a su hija Ingeborg (Viilbjørk Malling Agger) en los confines del desierto argentino de 1800. La joven, deseada por uno de los oficiales, decide escaparse con uno de los soldados de rango más bajo, y embarcan un viaje en el vasto desierto. Dinesen, sin dudarlo, recorre largas distancias para intentar encontrarla y ponerla a salvo.

JAUJA-critica-Viggo-Mortensen

Una de las primeras cosas con las que uno se encuentra con Jauja es el formato; un particular 4:3 que desde el vamos plantea que esta película quiere proponer algo diferente. Sin embargo, la película de Lisandro Alonso, escrita por Fabián Casas, tiene un guión interesante, pero una premisa que no es nueva. Tiene diálogos literarios que suenan acartonados cuando salen de la boca de los intérpretes argentinos, y largas escenas interminables del protagonista recorriendo el desierto. La fotografía del finlandés Timo Salminen es correcta y, creería, lo más destacado de la película.

Debo agradecer haber visto esta película en mi casa, ya que tuve la posibilidad de llegar al final de una forma más rápida (adelantando muchas escenas que no aportan nada, innecesarias para hacer que la historia avance), por que de otra manera estoy seguro de que no la hubiera visto completa.

El final es impredecible y una grata sorpresa, un cambio de género repentino para la película. Pero sentí que no estaba atado a nada de la historia, como buscando un giro de tuerca a propósito, no para enaltecer la historia, sino para que genere mayor controversia con los críticos.

Puntaje: 5 – Demasiado lenta pero entretenida, la película se siente armada a propósito para ser diferente y destacar, como un acto de egocentrismo manipulador por parte del director.

Comments

comments

Deja un comentario