Fuller House, lo más importante siempre es la familia. Crítica del primer capítulo

Volvió Full House en su versión original a través de Netflix como Fuller House estrenando ahora a fines de febrero.

En este primer capítulo con audiencia en vivo, pudimos recordar con flor de detalles de qué trataba esta serie que la rompió en los ’90. La familia Tanner, la cual hoy llamaríamos ensamblada, lidia con el fallecimiento la madre de tres niñas cuando su padre junto a sus dos hermanos, deciden vivir en la misma casa para cuidarlas y darles lo mejor, desencadenando así a todo tipo de historias y enredos en la familia.

A nivel personal este capítulo reflotó todos mis recuerdos infantiles, ya que era una gran fanática de la edición original con sólo 7 años, pero muchos de los detalles se habían borrado de mi memoria por el irremediable paso del tiempo. No se puede negar que casi todos los personajes estaban iguales y se reconocían fácilmente, sobre todo al embalsamado John Stamos para quien el paso del tiempo es algo ajeno. Aplausos para la producción que logró juntar al elenco original completo… o casi.

fuller-house-netflix-2016

Aunque ya sabíamos que muchos de los personajes habían crecido y, por supuesto, todos a esta altura ya eran exitosos profesionalmente y en varios aspectos de sus vidas, el destino vuelve a juntarlos luego del trágico fallecimiento del marido de DJ quien queda viuda a una corta edad con tres hijos a su cargo -tal cual le pasó a su papá-. Así surge Fuller House, aunque con una gran ausencia de las mellizas Olsen – que fue exactamente este programa el que las impulsó a la fama- sin embargo ni los productores ni sus propios compañeros pudieron dejar de lado esta ausencia, generando así el primer guiño del piloto de Fuller House de una forma imposible de pasar por alto.

En los que respecta a este nuevo reboot de la exitosa serie, con una segunda temporada ya anunciada y confirmada, vuelve el humor y todo aquello que amábamos de los años ’90. Por un lado, la importancia de la familia y la amistad, con respecto a los valores, que no es un punto menos importante para dejarlo pasar por alto. Pero por otro lado, vuelven los chistes anunciados y lo predecible. Este mecanismo nos tiene muy mal acostumbrados ya que en la actualidad lo más rentable es lo impredecible y los eternos giros en las historias. Existe un gran desfase en el tiempo, el cual se evidencia en la evolución de la televisión en los casi 20 años que Full House ya tiene, lo que hace a Fuller House un poco inefectiva de a ratos. Sin embargo, si fuiste fan de la original vale la pena chequear el nuevo material de Netflix y volver a los ’90.

Fuller House. 13 capítulos. Netflix

Puntaje: 7

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *