5 increíbles actuaciones de actores que no estaban actuando

Muchas veces vemos una película que nos sorprende gratamente por la calidad de las actuaciones que nos hacen preguntarnos ¿como demonios consiguieron hacer eso? En algunos casos, la respuesta es que en verdad no están actuando para nada, si no que muchas veces los actores son manipulados por directores sádicos, y otras veces terminan sufriendo mucho dolor real para acercarse un poco más al Oscar… o la muerte. Lo que sea que llegue primero.

5.- La escena de ‘Alien’ en la que el extraterrestre sale del pecho de un hombre

Recapitulemos un poco esta escena de Alien: Un astronauta es atacado por una especie de monstruo que se cuelga de su rostro. A pesar de todo, el hombre se recupera y parece estar bien, hasta que en medio del almuerzo, empieza a convulsionar. De la nada, surge un extraterrestre de su pecho, rasgando hueso y tejido, y empapando a todo el mundo de sangre.

Tremendo. Pero lo que termina de vender la escena no son los efectos especiales, o que era la última cosa que te podrías esperar que suceda. No. Lo que termina de convencer al público es la reacción de toda la tripulación al ver el acontecimiento, probablemente porque, como sus personajes, no tenían idea de lo que iba a pasar.

Previo a la filmación de la escena, se le pidió a todos los actores que salgan del set, menos a John Hurt, que tenía que estar enganchado en un complejo dispositivo con un resorte para que el extraterrestre salga del pecho de un muñeco, junto a varias sustancias parecidas a sangre e intestinos. El actor estaba acostado de tal forma de que su cuerpo quedaba escondido debajo de la mesa, pero su cabeza no.

Así que el elenco llega al set, con la noción de que en el guión decía “la cosa emerge”. Se prepararon tres cámaras  Primero hicieron una escena de prueba en la que solamente saltó un poquito de sangre, lo que hizo que, para la siguiente toma, los actores se acercaran mucho más. El resto es historia. Pueden ver la escena completa acá abajo:

 

4.- Michael J. Fox casi muere ahorcado en Volver al Futuro III

En la tercera entrega de Volver al Futuro, Marty McFly viaja a 1885 para salvar la vida del Doc Brown. En esta escena en particular, Marty es arrastrado por un caballo y luego colgado por el cuello con una soga, hasta que, heroicamente, el Doc Brown lo salva.

Obviamente, esta escena las iba a hacer un doble, pero el director necesitaba un par de tomas con la cara de Michael J. Fox, por lo que lo subieron a una caja y le pusieron una soga al cuello. Sin embargo, Robert Zemeckis no lograba conseguir que esta toma se vea realista, por lo que Fox se ofreció a hacerlo de verdad, pero colocando estratégicamente sus manos en la cuerda para evitar ser ahorcado de verdad. Esto funcionó en las primeras tomas, pero en la tercera, Fox metió mal la mano y la soga empezó a ahorcarlo de verdad. El actor perdió el conocimiento y quedó colgado por unos segundos, hasta que alguien se dió cuenta de que Fox se estaba muriendo frente al equipo técnico. Así es como lo describió el mismo Fox en su autobiografía:

Quedé colgando, inconsciente por varios segundos hasta que Bob Zemeckis, aunque muy fanático de mi actuación, se dió cuenta de que no era tan buen actor para fingir eso.

Esa fue finalmente la toma que utilizaron, lo que le suma una cuota de increíble realismo a la película.

 

3.- La escena de la depilación de pecho de ‘Virgen a los 40’ es totalmente real

Una de las escenas más memorables de Virgen a los 40 es en la que el personaje Steve Carell, Andy, hace que le depilen el pelo del pecho. El proceso es inesperadamente doloroso hasta el punto en que le empieza a gritar e insultar a la depiladora.

Hay algunas cosas que nos podrían sugerir que la escena no es totalmente real, pero sí, todo es real… más que nada la parte del dolor del actor. El director Judd Apatow y Steve Carell decidieron que sería gracioso que hicieran una depilación de pecho y filmarla. Le pusieron cuatro cámaras a Carrell, y de esta forma capturaron cada centímetro de su sufrimiento.

Vean la escena y diviertanse un poquito.

 

2.- Toda la película de ‘La Bruja de Blair’

El Proyecto de la Bruja de Blair cuenta una historia muy simple: tres estudiantes universitarios se van al bosque para filmar un documental sobre brujas. Discuten y se pelean entre ellos por 89 minutos, hasta que, finalmente, mueren. Un tiempo después, una compañía cinematográfica encuentra lo filmado y lo proyecta en todo el mundo.

O al menos eso es lo que nos quieren hacer creer, ya que parte del gran éxito era que el público creyera que todo eso había sido real. Los directores capturaron perfectamente el espíritu del documental. Lo hicieron al darle una cámara a un par de amateurs y dejarlos filmando en el bosque por una semana.

La película fue muy innovadora, tal es así que las únicas líneas que se escribieron para los actores en el guión, son las del principio. El resto del tiempo, a los actores se les daban provisiones para el día y los dejaban solos en el bosque. Muchas veces el director se quedaba cerca de ellos y hacía ruidos con palos o rocas para asustarlos. El elenco estaba cada vez más cansado y con frío, y el equipo técnico los despertaba por la noche para reproducir clips de audio de niños riendo, o sacudir las carpas en donde dormían. Sumándole a todo esto, cada vez les daban menos comida, para hacer que los actores estén más irritados y hambrientos con el paso del tiempo.

A fin de cuentas, El Proyecto de la Bruja de Blair suena más como una cruel broma que alguien decidió convertir en una película. Pero sin dudas, el resultado quedó increíble.

 

1.- Stallone en cualquiera de sus películas

El método de actuación de Sylvester Stallone es muy simple; hacer algo terriblemente doloroso y grabar el resultado.

¿Se acuerdan esa escena en Rambo, cuando el protagonista salta de un acantilado y cae arriba de un árbol, golpeándose violentamente? Mientras que la mayoría de los actores utilizarían a un doble de acción, mientras se toman un café en su camerino, Stallone dijo “al demonio con esto” y decidió saltar de un acantilado y caer arriba de un árbol violentamente. ¿El resultado? Se rompió varias costillas y siguió filmando el resto del día. Pero ¿lo peor de todo? Hizo la toma tres veces hasta que estuvo convencido de que la toma estaba perfecta.

En otra escena de la misma película, Rambo es golpeado en la espalda por un policía. ¿Lo peor de lo peor? Hicieron 19 tomas hasta que Stallone quedó satisfecho.

Uno podría llegar a pensar que lo hizo porque había escrito la película, y era un jóven actor intentando sorprender a Hollywood. Sin embargo, en 2009, mientras filmaban una escena para Los indestructibles, Stallone le insistió a Steve Austin que lo golpee más y más fuerte, hasta que en un momento lo tiró contra una pared, rompiéndole el cuello. Stallone necesito cirugía y placas de metal para arreglar el daño.

Wow, eso si que es comprometerse por una película.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *